A pesar de que en Indonesia formalmente, la homosexualidad no es delito, la provincias autónomas de Aceh (situada en la zona norte de Sumatra) una de  las zonas más religiosas y conservadoras de Indonesia, donde la comunidad LGTB ha sido objeto continuo de acoso, aprobó en septiembre de 2014 una ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir 100 azotes en público con una vara de ratán. 

Esta terrible condena que entró en vigencia en octubre de 2015 se aplicaría a los casos, explícitamente descritos, de sexo anal entre hombres y de “frotamiento de partes del cuerpo entre mujeres para la estimulación”. aunque ya los azotes en público se aplicaban por juegos de apuestas, consumo de alcohol, adulterio o muestras de afecto entre personas de distinto sexo fuera del matrimonio y se aplica tanto a musulmanes como al resto de la población, incluidos extranjeros.

Es importante reflexionar sobre esta dura realidad que abarca muchos hermanos y hermanas LGBTI del mundo, y para aquellas personas que aun piensan que sus religiones, especialmente las de base fundamentalista, se basan en el "amor al prójimo" pero sólo aquél prójimo que cumple con determinadas características y condiciones para vivir y ser en el mundo, pues para quienes no cumplen las mismas su modo de vida se reduce al miedo, la culpa y la vergüenza.

Fuente: dosmanzanas.com  

Ver video aquí 

Únete a la causa

Juntos por la igualdad en la diversidad

Hazte Miembro

Contribuye

Dona y ayudanos a seguir trabajando

Hacer donacion